El teletrabajo puede ser bastante productivo si las empresas tienen en cuenta una serie de medidas o controles.

El primer paso para cualquier empresa que esté considerando expandir o implementar el teletrabajo entre sus empleados es tomarse el tiempo suficiente para revisar y actualizar sus políticas existentes y crear otras que engloben al teletrabajo.

Aunque muchas empresas no lo cumplen, puede ser por desconocimiento, el teletrabajador está obligado a fichar.  Existe un legislación del teletrabajo recogida en el Estatuto de los trabajadores.

#1. Define unos objetivos 

Tanto por parte de la empresa como por parte de los trabajadores en remoto deben existir unos objetivos claros. El cumplimiento de estos objetivos es lo que marcará el buen funcionando del teletrabajo.

Trabajar solo no es tan fácil y no todo el mundo está preparado. Hay mucho de autogestión y de compromiso.

Por eso hay que establecer unas métricas para ver el rendimiento del teletrabajo. Eso hará que el trabajador se marque unos pasos a seguir diariamente y sea más productivo.

#2. Reconsidera el modo de trabajar 

Ya hemos visto como durante mucho tiempo la cantidad de horas que realizan los trabajadores era la manera de medir la productividad. Irte después del jefe era un punto positivo.

Hay que distinguir entre horas trabajadas y objetivos logrados. Es posible que trabajadores altamente productivos busquen otro empleo por el exceso de horas. El tiempo libre se valora mucho a la hora de escoger trabajo.

SAi eres de los que te gusta ver a la gente a todas horas en la oficina o conectados igual el teletrabajo no es para tu empresa.

Si permites que en tu empresa hayan trabajadores en remoto no debes controlar que siempre estén conectados porque puedes restar su productividad. Normalmente los trabajadores que lo hacen desde casa trabajan más horas que los trabajadores presenciales. Está probado en muchos estudios.

#3. La comunicación es imprescindible 

Que no tengas controlado si tus teletrabajadores están conectados no significa que “pases” de ellos. Tienes que estar al tanto de como avanzan los trabajos programados. No puedes ignorar a los trabajadores en remoto durante días.

La comunicación regular es importante para mantener a todos los empleados comprometidos con el proyecto.

La frecuencia de la comunicación dependerá del tipo de empresa y del los objetivos marcados pero más de tres días sin comunicarse con este tipo de trabajadores puede ser demasiado. Hay muchas herramientas de comunicación. Esa comunicación es fundamental para que los trabajadores en remoto sepan que son parte de un equipo.

Para el trabajador también es esencial el contacto con el resto del equipo. Muchas empresas con mayoría de teletrabajadores dejan un día a la semana o cada dos semanas para reuniones presenciales.

#4. Aprovecha la tecnología para facilitar la colaboración y comunicación

Es imprescindible que las comunicaciones importantes se hagan por videoconferencia.

Es más fácil comunicarse si estás viendo el lenguaje corporal de tu interlocutor. Las expresiones faciales nos ayudan a entender mejor lo que se dice.

El correo electrónico, el Whatsapp o Teletegram debían ser para comunicaciones más rápidas o para dudas. Para cosas más importantes mejor comunicarse con vídeo. El ser parte de la empresa para el que trabaja solo desde su casa es otro de los objetivos de estas videollamadas.

#5. Reuniones presenciales

Es bueno tanto para la empresa como para el trabajador cada cierto tiempo tener presencia en la oficina o visitas si son empleados que están alejados del lugar de trabajo.

El contacto, persona a persona o de todo un grupo que trabaja en unos objetivos debe ser regular, dependiendo del tipo de trabajo.

Conclusiones

El teletrabajo, obviamente, no es para todos los sectores, pero tampoco es para todos los trabajadores. El éxito para implantar el teletrabajo es contar con las personas adecuadas para realizar ese trabajo.

Establecer una infraestrucutura de comunicación adecuada que no deje aislado a los trabajadores a distancia, y que fomente la colaboración que permitan cumplir plazos es otra de las claves para triunfar en el teletrabajo.

Si tienes éxito con la implementación del teletrabajo conseguirás empleados más comprometidos y más productivos. Y a la vez los trabajadores podrán disfrutar más de su vida laboral y personal. Todos ganan.