Estamos de acuerdo que el teletrabajo es una modalidad laboral que según se va estableciendo y vamos conociendo más cosas de ella, más adeptos está consiguiendo, eso de poder conciliar la vida familiar y laboral, el tener una flexibilidad horaria…estamos de acuerdo…es atractivo¡¡

Pero no todo el mundo vale para ello, hay que tener unas dosis altas de responsabilidad, compromiso y sobre todo…mucha disciplina¡¡

En ocasiones el no salir de casa para trabajar hace que muchas personas pierdan el control del tiempo y no tengan la motivación necesaria para cumplir en plazo con las obligaciones laborales.

Para evitar esos problemas, os traemos unos consejos que esperamos que os ayuden en vuestra aventura en el teletrabajo.

Consejos para un principiante en esto del teletrabajo…

No empieces a trabajar nada mas levantarte, no olvides que cuando te desplazas a trabajar a tu oficina, dispones un tiempo para “despertar” mientras vas a la oficina, tomas un café, charlas un poco con los compañeros….levántate, desayuna, arréglate…y ahora si…ponte a trabajar.

Busca una buena ubicación para instalar tu puesto de trabajo en casa, a pesar de lo cómodo que es…no se te ocurra trabajar desde el sofá¡¡¡

Come de manera responsable, A veces al estar todo el día en casa puedes caer en la tentación de prepararte cualquier cosa o estar picoteando todo el día. Debemos tener una alimentación sana y responsable.

No te aísles. – Cuando trabajamos desde casa corremos el riesgo de sentir que estamos solos y se genera una sensación de soledad que puede ser muy peligrosa para tu salud mental. Te aconsejamos que hables, vía telefónica o con una videoconferencia con tus compañeros y amigos…recuerda…no estás solo y formas parte de un equipo¡¡

Ponte cómodo. – Una cosa es ponerse cómodo para trabajar y otra es no quitarse el pijama¡.No es necesario que te pongas un traje para trabajar desde casa, pero si es recomendable que te pongas una ropa informal y cómoda para desarrollar tus actividades laborales.

Márcate un horario de trabajo, de esta manera no corres el riego de perder el control del tiempo y por tanto no cumplir con tus objetivos. Imagínate que estas en un horario de oficina, variable y modificable, eso sí.

Paradas obligatorias y ejercicio. – Establece tus paradas para descansar entre horas, incluso te puedes permitir hacer 10 minutos de flexiones o estiramientos.

Evita trabajar a deshoras. – En ocasiones corremos el riego de estar trabajando todo el día o incluso de trabajar cuando deberías estar trabajando. Es fundamental marcarse un horario e intentar respetarlo. Se puede ser flexible en ocasiones, pero éstas deben ser puntuales y no convertirse en una costumbre.

Los descansos son para eso…para descansar.- No los uses para ir haciendo pequeñas labores del hogar, recuerda que una de las cosas más importantes es diferenciar los dos ambientes y separarlos.

Más en Recomendaciones
No descuides la Seguridad Informática si teletrabajas

El teletrabajo es una alternativa que nos permite desarrollar nuestra actividad laboral desde una ubicación distinta a la habitual de trabajo, permitiéndonos de esta manera, conciliar de una manera efectiva nuestra vida laboral y familiar....

Cerrar