El teletrabajo es una alternativa que nos permite desarrollar nuestra actividad laboral desde una ubicación distinta a la habitual de trabajo, permitiéndonos de esta manera, conciliar de una manera efectiva nuestra vida laboral y familiar.

Esta modalidad cada vez va teniendo más seguidores, máxime en las situación económica y social, que nos encontramos en estos momentos, convirtiéndose en una excelente alternativa para poder seguir trabajando sin tener que acudir físicamente a la oficina.

Es evidente que deberemos contar con numerosas herramientas, todas ellas informáticas para poder desempeñar nuestras labores, incrementándose el riesgo de ciberdelincuencia y debiendo, por ello, aumentar nuestras precauciones para que nadie externo a la organización pueda acceder a información confidencial.

Para acceder a la red informática interna de nuestra organización, fuera de la misma, es recomendable utilizar una red privada virtual o VPN, creándose una conexión privada y cifrada, evitando que los ciberdelincuentes puedan espiar las comunicaciones.

Las VPN pueden contratarse como servicio a un proveedor externo o se pueden instalar y administrar internamente por la empresa otorgando ésta última opción un extra de confidencialidad

Para poder acceder a archivos alojados en nuestro ordenador en la oficina o al sistema de unidades de red de nuestra organización, utilizaremos un escritorio remoto que nos permitirá conectar un dispositivo y utilizarlo de la misma forma que si se estuviera físicamente delante del equipo.

Uno de los escritorios remotos más conocido es RDP, ya que se encuentra integrado en el sistema operativo Windows, siendo la opción más recomendable el usar a la vez con el VPN.

Otra cuestión a tener en cuenta son los terminales de trabajo, pudiendo ser corporativos o los personales, la opción más recomendable desde luego es el utilizar los terminales corporativos ya que contarán con todas las medidas de seguridad y preventivas necesarias, por supuesto los terminales corporativos se usarán, exclusivamente para cuestiones laborales y no usarlo para ninguna otra actividad particular.

En caso de utilizar los personales deberá ser respetando normas básica de seguridad, como por ejemplo, el uso de contraseñas robustas,  firewall y antivirus, actualizaciones del sistema, copias de seguridad..etc.

Sobre la red que nos da acceso a Internet y suponiendo que vas a usar la red doméstica que tienes instalada, deberás tomar precauciones para asegurar la privacidad de la misma, lo más inmediato es que utilices una contraseña de acceso al router que siga los parámetros de seguridad habituales (entre 8 y 12 caracteres, utilización de mayúsculas y minúsculas, números y símbolos) deshabilitar WPS o utilizar cifrado WPA2.

Más en Recomendaciones
Guías a tener muy en cuenta en el TeleTrabajo

En este post os traemos 2 Guías que contienen una gran cantidad de información sobre el Teletrabajo en España y que os aportaran muchas respuestas a las numerosas dudas y cuestiones que plantea esta forma...

Cerrar